No había vuelta atrás, el mensaje

No había vuelta atrás

Recuerdo que una pareja me comentaba, un año tras concluir su primer cursillo, que habían practicado mucho con las claves del amor mas que aún seguían gozando con los orgasmos. Las claves les permitían estar más presentes y cariñosos, como alargar la duración del coito, lo que les parecía maravilloso; pero entonces, para ponerle por de esta manera decirlo la guinda al pastel, terminaban teniendo un clímax. Esta pareja prosiguió su investigación asistiendo a otro cursillo. Después, unos un par de años y medio tras nuestro primer encuentro, me llamó la mujer por teléfono para decirme: ¿Sabes una cosa?, ninguno de nosotros está ahora interesado en tener un orgasmo.¡Es algo inconcebible dado lo esencial que era para nosotros!

La fase de la excitación para ciertas mujeres pasa inadvertida, o bien es inexistente: dura poco en el tiempo, o transcurre contemplando el techo, pensando que le hace falta una mano de pintura, o bien qué preparase mañana para el almuerzo, algunas personas le dan poca relevancia, sin embargo, esta fase es fundamental para el disfrute de las relaciones sexuales y dar paso a la contestación fisiológica. Gaudí, un católico y un devoto de la Virgen María, había previsto para la construcción, múltiples esculturas de la Virgen María dentro del edificio, como dos estatuas de los Arcángeles, otra de Nuestra Señora de Rosario y varios santos en la cornisa de la casa. Algunas sugerencias de Gaudí no fueron tenidas en cuenta. El gobierno local se opuso a ciertos aspectos del proyecto, multó a los propietarios por infracciones a muchos de los códigos de construcción, y ordenó la demolición de las s que exceden el estándar de la altura de la ciudad. La enciclopedia de la arquitectura del siglo veinte asevera que la estatua era verdaderamente María, la madre de Jesús, y señala que el dueño decidió no incluirla tras la Semana Trágica (un brote de anticlericalismo en la urbe). Después se tomó la resolución de excluir a las estatuas de María y los arcángeles. Gaudí contempló abandonar el proyecto, mas se persuadió de no hacerlo merced a un sacerdote.

Soy Elena, una lumi de tierna sonrisa, ojos luminosos y gran simpatía. Una señorita cariñosa que se deja querer y deja una bonita huella en los hombres que la llegan a conocer muy íntimamente. Porque además de ser una jovencita dulce y angelical, asimismo soy una mujer completa con un cuerpo de infarto y mucho que dar en cama. Te encantará mi piel, mis fantásticas curvas, el tacto de mis labios en tu cuerpo y como me agito de placer. El resto del día arrastrándose. Procuró nadar, leer, caminar por el vecindario pero nada sofocó su pasión y deseo. Deseaba tanto ver a Laura y oír lo que hicieron. El sol se puso y estaba sentado en la oscuridad aguardando.

No soy rembrandt, mas disfruto mucho pintando

Hola corazón. Llevo por nombre Isabelly y soy una rubia, bella y sensual scort brasilera. Mis pechos turgentes, mi blanca y suave piel y mi cuerpo esbelto y arrebatador son el paraíso que estás buscando. Yo soy la ninfa con la que siempre y en todo momento soñaste, la acompañante ideal para aquellos caballeros que destacan por su exigencia y por su buen gusto. Soy como me ves en las fotos: una mujer sexy y llena de encantos. Los hombres que me conocen afirman que soy una tentación en la que es imposible no caer. ¿Quieres caer en ella? Soy una joven afable, cariñosa y muy traviesa. Llámame y gocemos juntos de una cita llena de diversión, sensualidad y lascivia. Te espero. La guía que estás leyendo ahora está basada en el conocimiento que obtuve a lo largo de ese semestre: leer blogs, estudiar, hacer entrevistas (está bien, solo una entrevista. No soy cronista) y presionar mis límites físicos y mentales en la habitación.

No has muerto mientras que haya vida. La vida se vive hasta el último suspiro, la muerte solo es una transición. La vida es una ocasión donde, no solo disfrutas, sino asimismo aprendes. Emociones distintas en todo camino hay: alegría/tristeza, euforia/manía, etc. La madurez te ayuda a identificarlas a fin de que te enriquezcas más. La tercera edad es el instante ideal para hacer recuento de todo lo aprendido y vivido. Buen momento para aprender a morir en paz, consciencia y alegría, satisfechas por haber crecido hasta tu último suspiro. Nadie vive ni muere, esa es tan sólo una ilusión que el ego desea pensar tras largos años de condicionamientos. Es el momento del Tantra de la vida y la muerte. Mar es una scort de España de insólita belleza. Esta joven, de atrayente irresistible y embrujo arrebatador, es la amante completa y entregada con la que llevas tiempo soñando. Una exclusiva acompañante de lujo que transformará vuestra cita en una velada excitante de placer intenso y llena de instantes que van a quedar grabados en tu memoria por siempre. ¿A qué esperas para conocerla?

Magia con monedas: empalmes y cambios

Por ende, no es de extrañar que tantos hombres nos comuniquen que en sus familias, sencillamente, nunca se charlaba de estas cuestiones. Por lo tanto, las ganas de saber, las dudas y las preguntas en torno de la sexualidad no tenían un espacio donde ser tratadas. De esta forma, la poca información relacionada con la sexualidad que se iba obteniendo procedía de fuentes que no garantizaban en absoluto contestaciones claras y objetivas: amigos de la calle que, por su parte, encontraron exactamente las mismas respuestas unos años ya antes y de otros amigos mayores, los curas de parroquia cuando se pertenecía a grupos de catequesis y los escaso posts o revistas de contenido pseudocientífico que podían circular por aquel entonces. Los monitores de la parroquia siguieron explicando la necesidad de perseverar en el amor y de no acudir al divorcio de buenas a primeras como creía la hija del benefactor. No pudieron hacer tal salvedad puesto que eran cariñosos y poco influenciables; afirmaron lo que sentían.

Espero que alguna vez se pare a pensar en todo lo que he hecho por él, entre otras cosas, prestarle una suma importante de dinero que aún no me ha devuelto, estar ahí cuando él se ha sentido solo y animarle a conseguir sus sueños. Y TODO ESO A CAMBIO DE NADA, NI SIQUIERA A CAMBIO DE SENTIRME QUERIDA COMO YO ME LO MERECÍA. Quizá Roger era el culpable de haber matado su relación por siempre, pero era más culpable por haberlo supuestamente perdonado. En realidad jamás lo perdono, pues si lo hubiese perdonado, hubiese dejado atrás esa infidelidad y proseguirían juntos hasta hoy. Pero Fabi cada cierto tiempo se acordaba de la infidelidad, siempre se acordaba que llego al otro día siguiente de estar con otra mujer, y eso siempre y en todo momento sería motivo de falta de confianza y dolor para ella (esta clase de comportamientos en psicología se conocen como Celos Históricos Histéricos), los recuerdos de un hecho doloroso vienen a la mente de la víctima, para entonces convertirse en ataques de celos.

Matías y los equívocos por la distancia

Al poco tiempo se extendió la nueva sobre la calle y el perro, del que se afirmaba que, aparte de ser peligroso por sus ataques, podía echar el mal de ojo a quien quisiese. Por consiguiente, eran pocos los que pasaban por dicha calle y andaban con cuidado por los aledaños. De este modo hasta el momento en que murió el can, debido a un flechazo atinado de un ballestero, al que había atacado previamente. Sin embargo, no todo termina acá. Ambos empiezan de exactamente la misma manera, pasando de la excitación hasta cierto punto cercano a la eyaculación o bien punto de no retorno. En este punto el hombre experimentará una serie de contracciones genitales durando de tres a cinco segundos. Estas contracciones son clímax pélvicos y al comienzo se sienten como un aleteo o bien liberación suave de la presión. Una vez identificadas y controladas, estas sensaciones van a ser cada vez más intensas. También puede ser cierto lo contrario: que como consecuencia de la llamada depresión postparto muchas mujeres refieren que pierden interés por el sexo y por otras cosas de su vida. La depresión puerperal frecuentemente evoluciona propiciamente.

Cuando descuelguen ese teléfono, pregunta por Violeta Teen

Los orgasmos no siempre se logran de forma fácil en las relaciones de pareja. Claro está que cuando nos masturbamos podemos tenerlos todas las veces por el hecho de que conocemos nuestros cuerpos y sabemos lo que nos marcha. Nuestros compañeros sexuales deben aprender estas cosas con el tiempo, y lo más importante, con nuestra ayuda. Cuartas s de nuestro peso corporal es agua; el resto funciona merced a la conciencia, que puede ser consciente o bien inconsciente. En el consciente podemos manejar siete s de información (más/menos 2), lo que puede representarse en 4.000 bits (unidades) de información por segundo; bien de esta forma, la inconsciente puede manejar 10.000.000 de bits de información cada segundo. ¿Cuántas cosas sabemos que no sabemos e intuimos? ¿Le hacemos caso a nuestro cuerpo? Este es el auténtico viaje interior; vamos a poder ir de crucero interno como una célula para recorrer nuestro interior. Medramos con el ideal de tener por ahí suelto un príncipe azul que nos busca. La literatura y los dibujos animados han ayudado lo bastante para que todas y cada una creamos, en algún momento de nuestra vida, que alguien va a venir a hacernos felices. Partimos de la base de que nos lo merecemos. Los cuentos clásicos hablan de esas princesas que son siempre y en todo momento rescatadas de un profundo sopor o de una vida miserable por un príncipe azul que las encuentra. Siempre las halla. Si bien tenga que probar zapatos a todas las féminas de su reino si es necesario, o bien llevar toda la vida buscando ese amor perfecto que, lógicamente, somos nosotras. Walt Disney puso el resto. Nos formaron para medrar viendo una y otra vez el mismo cuento; Cenicienta es un tradicional del folclore que se transmitió de manera oral hasta que Charles Perrault le sacó partido en 1697 y entre todos nos dejaron escrito en el ADN que, al nacer mujer, pensaríamos que un príncipe azul nos salvaría de todos y cada uno de los males que pudiéramos sufrir. De todos. Los cuentos acababan siempre en boda y jamás hicieron secuela de la película para corroborar si llegaron a comer perdices; el punto y final a ese deseo lo encontramos cada vez que incorporamos un hombre nuevo a nuestras vidas. Y los primeros meses lo transformamos irremisiblemente en nuestro héroe. La realidad de la convivencia nos trae de vuelta al hombre real, no padezcan. Y a ese podemos o no amoldarnos, pero sostenemos viva la llama del amor eterno por ese hombre perfecto que nos ganamos a pulso. Nos lo merecemos.

Publicada el
Categorizado como citas