La vida se da sus mañas

La vida se da sus mañas

El estudio de la dimensión uno de la conciencia corresponde a la ciencia psicológica. El estudio de la dimensión dos es objeto de las ciencias del espíritu y de las religiones. La dimensión tres es una cualidad observable tanto en la uno como en la dos. El desarrollo de la uno, en el individuo específico, es el material de las diferentes escuelas de psicoterapia. El desarrollo de la 2, en el individuo y en los grupos, es el interés de las prácticas espirituales y de los ritos religiosos. Por último la relación de pareja es una interacción humana que produce afectaciones en las 3 dimensiones de la conciencia. Por tanto, considero que la psicoterapia de pareja es un tratamiento incompleto cuando pasa por alto una de las 3 dimensiones. La relación de pareja incluye referencias a la extensión o restricción de la conciencia, dimensión uno; a consideraciones morales, éticas o bien religiosas, dimensión dos; y a la consistencia, debilidad o bien rigidez de la conciencia, dimensión 3. El psicoterapeuta no hace juicios en relación con cualquiera de las 3 dimensiones. No obstante, los juicios que elaboran los actores de la relación, son materia prima en el tratamiento, a fin de que el yo, en el ejercicio de sus funciones, se oriente en el sentido de la finalidad de la relación.

Yo atendí a muchas parejas que contrataban damas de compañía y oí a ciertos de sus miembros decir que se habían conocido por años sin que el sexo dejase de ser tan bueno como al comienzo. Lo que me lleva a creer que un tiempo de relación largo no implica necesariamente que la pareja vaya a caer en la rutina. Una vez diagnosticada, te indicarán tratamiento para calmar las molestias y ayudar en el proceso de cicatrización de las lesiones. El tratamiento no mata ni destruye al virus, el que queda en el organismo para toda la vida. Por ello, pueden ocurrir nuevos brotes causados por el virus ya adquirido. No significa que con cada episodio haya ocurrido un contagio nuevo. Los brotes sucesivos son cada vez más espaciados en el tiempo, con menos malestares y menos lesiones.

Pierde su razón, vale decir, pierde su cabeza por el amor

En cambio, estás de suerte. Puedes acercarte a las mujeres que prefieras, conque elige bien. Y, además de esto, cuando lo hagas, podrás saber que ellas, por más exuberantes y hermosas que te parezcan, no tienen la fortuna de que se les aproximen muchos hombres de veras, alegres, amenos y seguros, que saben lo que quieren y no dejan de perseguirlo por temor. Con lo que, cuando uno de ellos entra en su radio de acción, saben que están de enhorabuena. Me pregunto lo feliz que empezará a ser tu vida a partir de ahora… Entre los aspectos que todo practicante de seductor debe tener siempre y en todo momento presente figura el de saber interpretar las señales que emite la mujer a la que se quiere seducir. Saber descifrar el sentido de esas señales debe servir al aprendiz de seductor para saber si le agrada a la chica a la que está intentando seducir o bien número Esto, claro, no es fácil. Nada fácil. Y es que los hombres, en eso, somos más trasparentes. O, dicho de otra manera, emitimos señales más claras. Las mujeres no son tan obvias como los hombres. Son, en todos los aspectos, más sutiles. La mujer, además, invierte más tiempo en identificar y valorar las virtudes y peculiaridades de un hombre. La realización de ese análisis discurre en paralelo a la emisión de señales que dan cuenta de las impresiones que en ellas dejan los resultados de ese análisis. Así, si la mujer va encontrando en el hombre peculiaridades personales que le gustan o atraen, empieza a producir señales (aunque muy sutiles) en ese sentido. Al contrario, si lo que la mujer va descubriendo en el hombre en el trascurso del análisis de sus características no es de su agrado, la mujer no podrá evitar el lanzar señales que sirvan para advertir al practicante de seductor de que el camino que ha emprendido al procurar conquistar a esa mujer no llevará a buen puerto.

El hábito no hace al monje, desde luego

Si deseas salir con tus amigos/as, ni soñarlo. Te recuerda hasta que no tienes ni tan siquiera amigos de veras y que él se siente un tanto enfermo para que no lo priorices. Resultado: vuelves a quedarte con él. Si bien estén molestos otra vez. Los vegetarianos tienen mayor actividad sexual. Según parece, conforme los estudios publicados en la gaceta Hormones and Behavior 2012, consumir soja, tofu y otros alimentos de origen vegetal aumentan la actividad sexual y, por tanto, vas a pasar más tiempo teniendo relaciones. Lograrás hacer esto aprendiendo a supervisar tu nivel de excitación mediante las técnicas expuestas en el post 3 y, lo que es más esencial, retirando la energía de los genitales y haciéndola ascender por la columna cerca de el resto del cuerpo. Una vez amontonada la energía, otra posibilidad es intercambiarla junto tu pareja. Este intercambio energético afecta profundamente a la vigor y al bienestar de los 2 integrantes de la pareja y tiene ocupación aun mediante las paredes de resina que debemos situar entre nosotros. Cuando quieres o bien necesitas mudar un hábito, un paradigma, que te hace daño, como que te da placer, se requiere prescindir de él o bien repetirlo a lo largo de 21 días sucesivos, sin interrumpir, sin alterar, de esa forma seguro que al día 22 se habrá incorporado el buen hábito o bien habremos eliminado el que hacía daño.

Sólo tú, siendo hombre

La mayor parte de los hombres dejan de masturbarse o bien de tener relaciones sexuales cuando eyaculan, mas una vez que aprendas el Big Draw y te conviertes en multiorgásmico, posiblemente debas encararte a la auténtica pregunta de cuándo parar. Va a haber días en los que querrás complacerte a ti o bien hacer el amor a lo largo de mucho tiempo, y habrá otros días en los que desees un rapidito multiorgásmico satisfactorio. Lo que sea. Sencillamente haz que anticipe lo que va a venir después, estimulando sus sentidos. Mas ¿cómo estimularlos mejor? Tócala muy suave y poco a poco. Usa las puntas de tus dedos. Acaricia sus brazos, cuello, hombros, labios, manos, piernas, pies y en todas y cada una s. Si eludes los pechos, la entrepierna y el culo, aun conseguirás que esté más caliente después. Los interrogantes que descubren las y los docentes son tan válidos como los de niñas, pequeños o adolescentes, pues que la misma nube de limitaciones informáticas y formativas en sexualidad nos alberga a todos y todas en nuestra América Latina. Esa es una verdad que hemos palpado en sesiones de capacitación con médicos, psicólogos, enfermeras, enseñantes, progenitores y madres de familia, y con estudiantes universitarios. No nos llamemos a engaño: ¡No somos ignorantes en el sentido de necedad, desidia o bien negligencia, sino por no haberse incluido en el temario de la enseñanza formal tanto en nuestro país como en otros, en los cuales ha sido una materia optativa y hasta soslayada, nos ha dejado con faltas notables. ¡Todos y todas y cada una tenemos derecho a saber y necesidad de conocer!

Si la enfermedad es consecuencia de un desequilibrio orgánico o bien mental, se impone restablecer ese equilibrio perdido y para ello emplean la acupuntura, las hierbas medicinales o la meditación, como los ejercicios del Qigong. De no existir esta última técnica la medicina china sería una medicina pasiva, afín a la occidental, en la cual el enfermo no hace nada por restituir su salud y lo deja todo en manos de los terapeutas. Hasta ahora hemos analizado más bien la crítica que hace Marx a la religión a partir de su análisis del fetichismo de la mercadería. La re­ ligión allí aparece como la veneración del principio motor del planeta mercantil, pasando por las etapas del intercambio mercantil, del dinero y del capital. La religión no es otra cosa que reproducción mental del fetichismo mercantil. Si tiene un elemento humano, lo tiene por nega­ ción. Es lo antihumano y como tal reproduce inversamente lo humano, del mismo modo como la mercadería reproduce inversamente el trabajo so­ cialmente organizado dé la sociedad socialista. Y como en el planeta mercantil el trabajo humano puede ser solamente afirmado positiva­ mente por la desaparición de la producción mercantil misma, en el mundo religioso puede ser afirmado el hombre concreto únicamente por la transformación del ser religioso en humano, es decir, por la supe­ ración de la religión misma.

Una muñeca con quien disfrutar

Mismo trasfondo cultural. Desde este tratado animamos a conocer nuevas etnias y nacionalidades. No hay forma mejor de valorar la riqueza del planeta, promover el comercio y el intercambio de ideas y la paz mundial que follando con gente de otras culturas. Mas eso es una cosa y otra es entender lo fundamental. Algunas diferencias son insalvables. Un musulmán muy riguroso y una católica santurrona jamás harán buenas pareja y esa follamistad terminará mal. Pensemos en un rey que aunque invisible es omniabarcante. El se manifiesta ordenado en 4 clases jerárquicas de una sociedad perfecta, llamadas castas sociales. En su cabeza viven los Iniciados, en su corazón los Héroes y Aspirantes de la verdad, en su plexo solar los Humanos dedicados al comercio común y en sus genitales como en sus miembros inferiores, viven los Labradores. Esta disfunción es imposible resolverla sin la ayuda de un profesional, de un sexólogo, y se aplican técnicas que comienzan por alterar las relaciones sexuales, y se modifica la forma de entender la vida. Eso es lo que realmente hago toda vez que me acerco a una mujer desconocida: investigar si voy a querer acostarme con ella. Y eso es lo que con tu actitud debe quedar claro toda vez que abordes a una escort.

Publicada el
Categorizado como citas